Hay un virus más mortal que Covid-19. ¿Está usted dispuesto a aceptar la cura para su mal?

Los Síntomas Del Pecado

Desde el día que nacemos traemos el pecado dentro de nosotros,

“Cuando Adán pecó, el pecado entró en el mundo. El pecado de Adán introdujo la muerte, de modo que la muerte se extendió a todos, porque todos pecaron.”
Romanos 5:12 (NTV)

“Todos hemos pecado y estamos destituídos de la gloria de Dios”
Romanos 3:23

por lo tanto, nadie puede salvarse a sí mismo de una muerte segura.

La Paga Del Pecado Es Muerte

La paga del pecado es la muerte y todos hemos pecado y somos transgresores de la ley de Dios, sin embargo el Padre envió a su único hijo para que todo aquel que en Él cree no se pierda más tenga la vida eterna (Juan 3:16). Dios quiere que toda la humanidad se arrepienta de sus pecados y se vuelva a Él, de otra manera el hombre morirá en su pecado. Muchos rechazan este regalo de la salvación y menosprecian el sacrificio que Cristo hizo en la cruz del calvario, pero será solamente un poco de tiempo mientras estemos viviendo bajo la gracia, el hombre puede buscar a Dios mientras pueda ser hallado:

“Busquen al Señor mientras puedan encontrarlo; llámenlo ahora, mientras está cerca. Que los malvados cambien sus caminos y alejen de sí hasta el más mínimo pensamiento de hacer el mal. Que se vuelvan al Señor, para que les tenga misericordia. Sí, vuélvanse a nuestro Dios, porque él perdonará con generosidad.”
Isaías 55:6-8 (NTV)

¿Qué Tanto Está Dispuesto A Hacer Para Salvarse De Una Muerte Segura?

El Señor Jesús dijo a sus discípulos:

“Si tratas de aferrarte a la vida, la perderás, pero si entregas tu vida por mi causa, la salvarás.”
Mateo 16:25 (NTV)

Pero ¿qué quiso decir el Señor Jesús con esto?

Pues bien, muchos se aferran a este mundo y no para vivir una vida piadosa o para buscar de Dios, sino para vivir en sus deleites y placeres y todo lo que este mundo ofrece:

“No amen a este mundo ni las cosas que les ofrece, porque cuando aman al mundo no tienen el amor del Padre en ustedes. Pues el mundo solo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos, y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo; y este mundo se acaba junto con todo lo que la gente tanto desea; pero el que hace lo que a Dios le agrada vivirá para siempre.”
1 Juan 2:15-17 (NTV)

Cuando yo era un niño, y después adolescente, escuchaba a muchos predicadores hablar sobre la justicia de Dios y de un juicio sobre la tierra y que cada uno de los hombres darían cuenta a Dios después de morir:

“los malvados descenderán a la tumba; este es el destino de las naciones que se olvidan de Dios’’
Salmo 9:17  (NTV)

Mateo 13:49 dice:
“Así será en el fin del mundo. Los ángeles vendrán y separarán a los perversos de los justos”.

Todo esto me aterrorizaba y me daba muchísimo miedo, de solo pensar en la muerte eterna y que después de muerto no habría otra oportunidad jamás para escapar de esa muerte segura, porque la Biblia cita

“Y así como cada persona está destinada a morir una sola vez y después vendrá el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez y para siempre, a fin de quitar los pecados de muchas personas. Cristo vendrá otra vez, no para ocuparse de nuestros pecados, sino para traer salvación a todos los que esperan con anhelo su venida.’’
Hebreos 9:27-28 (NTV)

Ahora que soy nacido de nuevo, he lavado mis pecados en la sangre del cordero y esto me ha dado paz y también la vida eterna por creer en Jesús quien quita el pecado del mundo.

Encontramos en Apocalipsis 20;11-15 (NTV)

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él. La tierra y el cielo huyeron de su presencia, pero no encontraron ningún lugar donde esconderse. Vi a los muertos, tanto grandes como pequeños, de pie delante del trono de Dios. Los libros fueron abiertos, entre ellos el libro de la vida. A los muertos se les juzgó de acuerdo a las cosas que habían hecho, según lo que estaba escrito en los libros. El mar entregó sus muertos, y la muerte y la tumba también entregaron sus muertos; y todos fueron juzgados según lo que habían hecho. Entonces la muerte y la tumba fueron lanzadas al lago de fuego. Este lago de fuego es la segunda muerte. Y todo el que no tenía su nombre registrado en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego’’

El Regalo Que Dios Da, Es La Vida Eterna

Pero también podemos encontrar muchas referencias de un escape del juicio de Dios y es através de Jesucristo Su hijo, esto quiere decir que si la persona lava sus pecados con la sangre del cordero que fue inmolado, tiene vida eterna, pues Dios ofreció a Jesús como el sacrificio por el pecado.

Las personas son declaradas justas a los ojos de Dios cuando creen que Jesús sacrificó su vida al derramar su sangre. Ese sacrificio muestra que Dios actuó con justicia cuando se contuvo y no castigó a los que pecaron en el pasado, porque miraba hacia el futuro y de ese modo los incluiría en lo que llevaría a cabo en el tiempo presente.

Dios hizo todo eso para demostrar su justicia, porque Él mismo es justo e imparcial, y declara a los pecadores justos a sus ojos cuando ellos creen en Jesús. ¿Podemos entonces, jactarnos de haber hecho algo para que Dios nos acepte? No, porque nuestra libertad de culpa y cargo no se basa en la obediencia a la ley. Está basada en la fe. ( Romanos 3:25-27 NTV )

¿Estaremos Dispuestos A Aceptar La Cura Para Nuestro Mal ?

Supongamos que alguien esta apunto de morir a causa de alguna enfermedad o epidemia y que usted tiene en sus manos una vacuna que es la cura para salvar a esa persona de la muerte, usted entra al cuarto de ese hospital, y le explica a esa persona que lo que usted posee, es la cura a su enfermedad y que en el momento de aplicárselo le salvará la vida y no solamente le salvara la vida sino que también le quitará los síntomas y quedará limpio, pero usted seguramente se quedaría en shock si esa persona le contestara enfáticamente (con un rotundo NO): “¡NO QUIERO SU VACUNA!”, por la razón que no cree en usted, ni tampoco en la vacuna que usted posee.

¿Haría usted lo mismo con la sangre del cordero De Dios ?… ¿Esta Usted Dispuesto A Aceptar La Cura Para Su Mal ?

Dios envió a su hijo al mundo para morir por nuestros pecados (Juan 3:16) para que através de esa sangre derramada en la cruz del calvario podamos ser salvos por medio de la fe,

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte”
Efesios 2:8-9 (NTV)

“Y Dios les brindará descanso a ustedes que están siendo perseguidos y también a nosotros cuando el Señor Jesús aparezca desde el cielo. Él vendrá con sus ángeles poderosos, en llamas de fuego, y traerá juicio sobre los que no conocen a Dios y sobre los que se niegan a obedecer la Buena Noticia de nuestro Señor Jesús.
2 Tesalonicenses 1:7 (NTV)

Compartir Este

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Regístrese para recibir nuestras últimas publicaciones y devociones semanales

Más cosas para leer

Las Batallas que usted lucha ahora, son de Dios

¿Cuál es su batalla el día de hoy? ¿Desde cuándo se viene prolongando? ¿Piensa rendirse? ¿El enemigo le susurra al oído o le grita en su cara que al Dios al que usted adora y sirve no ha hecho nada al respecto?

Creados Para Su Gloria

Quiero dirigirme a todas esas personas que por alguna razón han perdido un ser querido, y quiero decirles que hay una palabra de aliento y de esperanza y de vida y esta palabra no es terrenal o de filosofía hueca sino que es palabra De Dios, la cual trae consuelo y sanidad al alma.

Close Menu

stay informed!

Event updates are sent weekly on Monday mornings.

Subscribe To Receive Life Church News & Articles

* indicates required
Please select which articles you would like to receive. You may choose more than one!

[ninja_form id=4]